La noche del viernes avisó lo que podía pasar unas horas más tarde en Caviahue y el amanecer del sábado fue todo blanco. Una enorme nevada maquilló a todo Caviahue y, de esta forma, los organizadores del Copahue Extremo se vieron obligados a volver a modificar el trazado de una competencia que celebró su Tercera Edición envuelta en un tremendo clima invernal que combinó nieve, frío, viento y lluvia.

La prueba se desarrolló íntegramente sobre la geografía de un Pueblo de Nieve que puso a disposición todos sus recursos, tantos los humanos como los naturales; para que el Copahue Extremo pudiera llevar adelante una competencia que recibió a unos 300 corredores que llegaron de diferentes puntos de la Argentina, Francia, Canadá, Chile, Uruguay y Brasil.

Los organizadores actuaron rápido, se adaptaron al clima hostil y presentaron un trazado que recorrió parte de Caviahue, llegó hasta la base del Caviahue Ski Resort y pisó la costa del emblemático Lago Ácido que se mostró muy picado por el viento. Esta vez, el que no irrumpió en escena fue el Volcán Copahue, quién quedó totalmente tapado por las enormes nubes que se encargaron de propinar nieve de principio a fin de la carrera.

Luego de la charla técnica, la segunda del fin de semana y convocada de urgencia para informar sobre las “nuevas no tan buenas”; llegó el momento indicado para que los aventureros se ajusten las raquetas y se acomoden en el arco de largada.

El disparo de partida se escuchó cerca de las 11:24 AM y rápidamente el ruido de las raquetas le puso música a un cuadro perfecto que mezclaba un paisaje de ensueño con un clima hostil y un espíritu de aventura que se respiraba cuando los corredores activaban sus piernas.

La nieve se hizo presente en cada metro de la prueba, el sol brilló, pero por su ausencia; mientras los vecinos del único Pueblo de Nieve de Latinoamérica alentaban a los hombres y mujeres que con sus raquetas, antiparras, guantes, rompevientos y gorros, luchaban contra un ambiente áspero para completar una exigente competencia que se desarrolló a unos dos mil metros sobre el nivel del mar.

Sin dudas que está edición fue la más extrema de una carrera que de a poco se va ganando un lugar de privilegio en el calendario anual. Los organizadores supieron adaptarse al clima hostil, encontraron las soluciones a todos y cada uno de los problemas que se les presentaron y supieron sacar adelante una cita que quedará marcada a fuego en la memoria de quienes lucharon más de la cuenta para cruzar la línea de llegada.

RESULTADOS:

20KM:

Caballeros:

1-Nestro Sotomayor (Chile) 1:54:55

2- Franco Paredes (Cipolletti) 2:03:20

3-Vincent Gautier (Francia) 2:06:11

Damas:

1-Andrea Sánchez (Centenario) 2:44:04

2- Yanina Ferroni (General Roca) 2:46:53

3-Paola Valle (Chile) 2:55:13

 10KM:

Caballeros:

1-Julien Pinsonneault (Canadá) 51:28

2- Álvaro Chavero (Caviahue) 1:10:36

3-Yamil Navarrete (El Cholar) 1:11:48

Damas:

1-Marina Méndez (Cipolletti) 1:37:22

2- Faustina Cruz (Cipolletti) 1:37:50

3-Alejandra Menger (Bariloche) 1:38:15

¿Qué te pareció esta nota? Dejanos tu comentario