.

Para mantenerse bien entrenado y recorrer distancias cada vez mayores, es necesario establecer un plan. La buena organización y la periodización de las carreras nos permitirá seguir corriendo durante más tiempo y mejor.

Correr, a simple vista, es una actividad tan sencilla que cualquier persona puede hacerla. No obstante, todo corredor sabe que su resistencia se incrementa a medida que aumenta la distancia, la velocidad y la cantidad de días que dedica a correr. En este sentido, la práctica del running nos permite obtener resultados positivos muy pronto.

La gran mayoría de los corredores suele empezar de manera anárquica. Se calzan las zapatillas y salen a correr 15, 20 o 30 minutos –y más también– en soledad y sin una guía definida. Sin duda, ese primer paso es imprescindible para adaptarse a una nueva forma de vida y pasar luego a una segunda etapa que podría denominarse de “euforia”.

Correr cansa, por supuesto. A veces incluso llega a causar dolor, pero, sin duda, el running tiene sus recompensas. Científicamente, la “euforia” del corredor se define como una sensación temporal de bienestar que se alcanza con el ejercicio prolongado. Esto se traduce en alegría, energía sin límites e incluso en una sensación orgiástica similar a que producen las drogas. Así la suelen describir los deportistas profesionales y aficionados. La euforia, que puede durar de 5 a 40 minutos, permite que el running se convierta en una actividad capaz de transformar miles de vidas.

Correr, una filosofía de vida

Una vez que nos introducimos en este fantástico mundo, los resultados se hacen claramente visibles. La sensación de mejoría suele ser rápida e innegable. Pero una vez que el running atrapa la vida de una persona, es importante que esta entienda que solo la periodización y programación del entrenamiento le permitirán seguir corriendo durante mucho más tiempo y de forma saludable. Para que eso se produzca hay que tener en cuenta algo muy importante: hay que hacerlo con la ayuda de un entrenador. Para conseguir un determinado objetivo deportivo o de salud, es imprescindible acudir a un preparador. Sus conocimientos son decisivos para que correr siga siendo algo placentero y no se convierta en un esfuerzo físico indeseable.

Será él quien nos enseñará que mantenerse corriendo es una prioridad para llegar a las metas soñadas a largo plazo. Además, gracias a su personal apoyo, el atleta puede concentrarse en su propia superación. El principio de individualidad es uno de los factores a tener en cuenta para elegir a nuestro entrenador. El sentido común nos dice que no son iguales un corredor que acaba de iniciarse que otro que lleva varios años sumando kilómetros.

Planificación:

Un entrenador no solo aportará todo su bagaje de conocimientos al corredor; será un guía y un motivador paciente que nos ayudará a mantener la afición por correr en el tiempo. La planificación a cargo de un preparador acercará siempre al corredor a sus objetivos. Sin duda, su profesionalidad es una de las claves para que el running se convierta en una actividad duradera y, en muchos casos, para toda la vida. Por supuesto, contar con un entrenador no es una garantía de éxito, pero luego cualquier corredor llegará más lejos en sus objetivos que si practica de manera solitaria y sin más conocimientos que la fuerza de sus zancadas.

La clave, mantenerse en el tiempo:

  1. Hacé estiramientos siempre, antes y después de cada entrenamiento o carrera.
  2. Tonificé tu cuerpo con una rutina de fuerza.
  3. Seguí un plan de entrenamiento de al menos 8 o 10 semanas, sin interrupciones drásticas.
  4. Corré suavemente.
  5. No hagas kilómetros de más.
  6. Una vez a la semana aumentá la distancia para aclimatar el cuerpo al esfuerzo.
  7. Incrementá la distancia gradualmente.
  8. Descansá al menos dos días por semana; a un corredor aficionado le bastan con cinco sesiones semanales.
  9. Dormí al menos 7 horas al día.
  10. No imites sin una guía idónea que te explique cómo entrenar.
  11. Si querés preparar un reto importante, como un maratón, consultá a un entrenador.
¿Qué te pareció esta nota? Dejanos tu comentario y compartila