PUMA presentó su nueva plataforma tecnológica Fit Intelligence (Fi), diseñada para automatizar y elevar al máximo el rendimiento de sus calzado, una nueva evolución del sistema autodisc que vimos hace un par de años.

El primer modelo Fi que se lanzará emplea un micromotor que alimenta a un sistema de cables de configuración única que “ata” la zapatilla, simplemente al deslizar el módulo Fi hacia arriba o hacia abajo.

Viene con una capacidad de detector de sensibilidad inteligente que aprende la forma del pie de cada usuario, adaptando el ajuste del zapato al individuo.

Este calzado permite monitorear, ajustar y afinar el calce a través de una aplicación para Smartphones. Incluso los usuarios pueden hacerlo durante la entrenamiento, a través de su reloj Apple. La tecnología fue construida para entrenar de manera más inteligente mientras se adapta a la vida moderna. A su vez, puede soportar tanto el pavimento urbano, así como el del gimnasio, lo que la hace adecuada para la rutina diaria de una generación hiperconectada.

El AutoDisc fue el predecesor del Fit Itelligence y, desde entonces, la compañía ha estado trabajando incansablemente para mejorar la funcionalidad, la interfaz del usuario y la durabilidad del dispositivo. El resultado es una tecnología más pequeña, más liviana y más comercial, con una parte superior transpirable para entrenamientos más cómodos. También viene con un sistema de soporte de fibra industrial colocado estratégicamente para una retención óptima y una banda de bloqueo en el antiepié.

Para poder adaptarse por completo a las necesidades de nuestros consumidores, PUMA -por primera vez en la historia- permitirá que personas expertas en tecnología participen en las pruebas beta de Fi para ayudar a la marca a pensar cómo hacer que este sistema sea aún más inteligente y poderoso.

El calzado de entrenamiento Fi estará disponible para los consumidores en 2020.

¿Qué te pareció esta nota? Dejanos tu comentario