Muchos corredores suelen pensar que el tren inferior no se debe trabajar. Sin embargo, sobran los motivos para justificar la realización de una rutina de ejercicios de fortalecimiento que ayude a prevenir lesiones y a mejorar los tiempos.

Es común que entre corredores se discuta la importancia del fortalecimiento muscular de las piernas. Para muchos, no es necesario trabajar el tren inferior y, en consecuencia, sufren numerosas lesiones.

Si bien cada vez más corredores entrenan el tren superior bajo la excusa de tener las piernas cansadas de tanto correr o para mantener un equilibrio entre la parte superior e inferior del cuerpo, no son motivos suficientes como para descuidar el acondicionamiento físico de las piernas.

Entrenar el tren inferior aporta ventajas a la hora de correr y prevenir lesiones.

Ejercicios imprescindibles para el tren inferior:

Existen numerosos ejercicios que pueden hacerse sin necesidad de estar en el gimnasio: step, elevaciones de pantorrillas, subidas de talón lastradas, flexiones isquiotibiales, abductores, trabajo con bandas, gemelos.
Estos son los principales ejercicios que no deben faltar en tu rutina ya que son los que más movilizarán la musculatura de tu tren inferior.

Estocadas:

Los estocadas son ideales para aumentar la resistencia en media y larga distancia. Ayudan a fortalecer y estabilizar las articulaciones del tobillo y rodilla y los ligamentos y tendones que rodean las mismas, reduciendo así el riesgo de lesión.

Elevación de cadera:

El puente es un ejercicio ideal para trabajar los glúteos de manera isométrica. El fortalecimiento de glúteos ayuda a reducir el estrés que sufren los tendones y ligamentos que rodean las articulaciones del tren inferior mientras se corre.

Sentadilla:

Uno de los ejercicios más importantes son las sentadillas cuya finalidad es la generación de fuerza y potencia máxima que luego serán transferidas a la carrera.

La mejor manera de comenzar con este tipo de ejercicios es hacerlo sin peso extra, sino con el peso del propio cuerpo, sobre todo, hasta que se domine la técnica.

Fuente: Foroatletismo.

¿Qué te pareció esta nota? Dejanos tu comentario