.

El Maratón de Nueva York es, sin dudas, la carrera del mundo. Y su historia, su gran devenir histórico, generó un antes y un después en el mundo de los maratones. Es que a partir de ella, todo se dinamizó de manera exponencial a nivel global.

Su padre,su gestor verdadero fue Joe Kleinerman (1912-2003), un cartero de Nueva York que envidiaba las maratones que se organizaban en Boston y otras ciudades estadounidenses.

Por eso, cansado de tener que viajar a otras localidades para correr, en 1970, Kleinerman convocó junto con otros corredores al primer maratón en la Gran Manzana, que se disputó íntegramente en Central Park. La prueba tuvo un presupuesto inicial de 1000 dólares y tuvo la participación de 127 corredores: 126 hombres y 1 mujer, y la finalizaron tan solo 55 hombres. Aquella piedra bautismal se realizó íntegramente en Central Park.

En pos de buscar dar un salto, un crecimiento, este cartero neoyorkino convenció al empresario Fred Lebow para que la prueba transitase por los cinco barrios de la ciudad. En 1976 y coincidiendo con la celebración del bicentenario de Estados Unidos, Lebow decidió rediseñar el recorrido de la carrera debido al aumento de participantes respecto a años anteriores. Así, el nuevo circuito atravesaría los cinco distritos o boroughs de la ciudad de New York: Staten Island, Brooklyn, Queens, Bronx y Manhattan.

Y en esa edición, Frank Shorter, maratonista ganador de la medalla de oro en  de los Juegos Olímpicos de Munich 1972 y de la medalla de plata en la misma prueba en Montreal 1976. Shorter condicionó su presencia con una exigencia a los organizadores: que la policía despejara al público del recorrido. Así, la organización accedió y fue el propio Shorter quien cruzó la meta en segundo lugar, detrás de Bill Rogers y junto a 2089 corredores que iniciaron la carrera.

Desde ese entonces la participación continuó creciendo en cantidad, calidad y diversidad. Más de 9.000 maratonianos participaron en 1978 y casi 27.000 cruzaron la línea de meta en 1995. Hoy, la prueba suma a más de 55.000 corredores para convertirse en una de las carreras más importantes y con mayor afluencia del mundo que tiene más de 12.000 voluntarios y  más de dos millones de espectadores en las calles de la ciudad y más de diez de millones de personas que la siguen por televisión.

Así, la maratón, que se celebra el primer domingo de noviembre, arranca en Staten Island, en el Puente Verrazano; discurre a través de Brooklyn y Queens, cruza Manhattan y sube por el Bronx para alcanzar la meta en Central Park.

Circuito del Maratón de Nueva York:

El circuito actual recorre casi 21 kilómetros, desde el sur de Brooklyn hasta llegar a Queens, donde se pasa Manhattan por medio del puente de Queensboro. En Manhattan se sube al norte 8 kilómetros, pasando por el condado del Bronx donde se completan las millas 20 y 21. Los últimos 5 kilómetros se corren junto al Central Park o dentro de él.

Más allá de lo complejo que es su circuito, el Maratón de New York siempre se asegura la participación de los mejores atletas. En suma, significa el cierre del Marathon World Mayor. Hasta ahora, el récord del circuito masculino lo posee el keniano Geoffrey Mutai, en 2011, con un registró de 2h05m06s. Mientras que su compatriota, la keniana Margaret Okayo se impuso en 2003 con 2h22m31s.

¿Qué te pareció esta nota? Dejanos tu comentario y compartila