.

Dentro del ciclo de reaperturas que se vienen realizando progresivamente en la Ciudad de Buenos Aires, ya está disponible el uso de la pista sintética del Parque Chacabuco. Debido a la grave situación que provocó la pandemia de Covid-19, permanecía cerrada al igual que múltiples instalaciones deportivas desde fines de marzo, cuando se estableció la cuarentena.

En esta primera etapa, habrá una capacidad máxima de 150 personas. La Subsecretaría de Deportes de la Ciudad, junto a vecinos, profesores de educación física y running teams diseñaron un operativo de control. Se instaló un semáforo para indicar cuando el cupo está completo.

Diego Santilli, vicejefe del Gobierno porteño, explicó que “la gente podrá volver a disfrutar de la pista, pero la apertura es gradual con un trabajo conjunto con todos los referentes que la usan. Van a colaborar para que el uso sea con mucha responsabilidad y respetando los cuidados que impone la pandemia, como pasa con todas las actividades que se están reactivando”. Entre las normas para esta etapa se fijó que sólo se pueden realizar trabajos de velocidad y trote, mientras que no se podrá utilizar la pista para caminar.

La pista sintética de Parque Chacabuco fue inaugurada en 2017 con el aporte del Banco Ciudad y la Asociación Ñandú, y permitió recuperar para el atletismo un centro que había sido el eje de la actividad atlética entre las décadas del 60 y 70. Lleva el nombre de la más grande atleta de nuestro país, Noemí Simonetto, subcampeona olímpica de salto en largo en los Juegos de Londres 1948.

¿Qué te pareció esta nota? Dejanos tu comentario y compartila