La 33ª edición del Maratón Internacional de Buenos Aires, que contó con 10.418 inscritos, reafirmó su posición como la más relevante y trascendente en América del Sur. La prueba, que incluyó el Campeonato Iberoamericano 2017, largó a las 7 horas desde la Avenida Figueroa Alcorta y Monroe, punto al que también arribó.

El Maratón de Buenos Aires incluyó los lugares más emblemáticos, históricos y simbólicos de la ciudad como el Obelisco, el Cabildo, el Teatro Colón, Plaza de Mayo, los Bosques de Palermo, La Boca, Puerto Madero, Nuñez y la Casa Rosada, entre otras. En esta nueva edición, el maratón superó la marca de inscriptos de estos últimos años ya que en 2011 tuvo un total de 7.225; en 2012, 8135, en 2013, más de 9100, en 2014, 10.335, en 2015 11.225 y el año pasado, 11.724 participantes.

En esta nueva edición, del total de inscriptos, el 75% fueron hombres y un 25% mujeres. Los 42k de Buenos Aires contaron con corredores de distintos países del mundo como Brasil, Perú, Venezuela, Chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Ecuador, Kenia, Etiopía, Italia, Gran Bretaña, Colombia, Alemania, Japón, Estados Unidos, Francia, España, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Australia, Bélgica, Polonia, Costa Rica que significaron un 30% de extranjeros y un 70% de argentinos.


Por primera vez en el historial atlético argentino se logró bajar la barrera de 2h10min en un maratón. Así lo hacía prever el alto nivel internacional de los corredores de elite del Maratón Internacional de Buenos Aires. 

El duelo entre las potencias africanas, Kenia y Etiopía, tuvo su capítulo en nuestra ciudad, y quedó sellado con el triunfo de Barnabas Kiptum en la clasificación masculina. Tras despegarse de su compatriota Felix Kimutai, a partir del kilómetro 38 terminó en solitario y con amplia ventaja para concluir la prueba en 2 horas, 9 minutos y 48 segundos, quebrando así el récord de maratón porteño que pertenecía a su compatriota Semion Kariuki desde 2011 (2h10m24s). Kimutai fue segundo con 2h11m42s mientras que el etíope Birhanu Bekele Berga, quien peleó con ellos hasta los 30 kilómetros, fue tercero con 2h12m04s. Otro keniata, Godfrei Kipkogei, el reciente vencedor del maratón de Rio de Janeiro, realizó su mejor actuación personal de 2h13m12s, pero sólo le alcanzó para el cuarto puesto, seguido por su compatriota Stephen Arita (2h16m02s)

Los resultados los podés ver acá clasificacionmaratones.com

Pueden buscar sus fotos en fotorun.com.ar

El argentino Mariano Mastromarino, el mejor fondista de nuestro país en la última década, se desempeñó como “liebre” hasta el kilómetro 12, marcando el ritmo a las “gacelas africanas”, siendo relevado a partir de allí, y hasta el 30, por otro atleta keniata.

En damas, la sorpresa fue el triunfo de la etíope Amelework Bosho con 2h35m32s, seguida por las keniatas Rose Jepchumba con 2h35m52s y Ednham Mukwana con 2h38m32s.

Este maratón también incluyó el Campeonato Iberoamericano de Maratón 2017. El brasileño Samuel Souza do Nascimento fue el mejor de la región con su sexto puesto con 2h17m20s, aunque no participó oficialmente por su Confederación, quedando entonces el título para su compatriota Antonio Wilson Sousa Lima (séptimo en la general con 2h17m42s). El octavo en la general fue el japonés Tatsunori Hamasaki con 2h20m19s y a continuación se colocaron los dos atletas que completaron el podio iberoamericano: el ecuatoriano Marco Antonio Erazo con 2h23m02s y el brasileño Laurindo Nunes Neto con 2h23m06s. El mejor argentino fue Pedro Luis Gómez, 12° con 2h31m40s.

Entre las damas, la brasileña Andreia Hessel se lució con su cuarto puesto en la general y el título Iberoamericano en 2h39m38s. La acompañaron en el podio la argentina María Luján Urrutia (sexta en la general con 2h46m51s) y la peruana Rosa Romero (séptima con 2h51m18s).

Una leyenda del atletismo mundial como el finés Lasse Viren, que vino especialmente invitado por la Asociación Ñandú, recibió a los ganadores y encabezó luego la entrega de premios, acompañado por uno de los fundadores de este maratón y también gran figura del atletismo argentino, Domingo Amaison.

Continuando con su tarea de divulgación, promoción y reconocimiento en el atletismo, la Asociación Ñandú entregó plaquetas especiales en la ceremonia de premiación del Maratón Internacional de la Ciudad. En esta oportunidad, se reconoció a uno de los atletas argentinos más relevante de la temporada: Guillermo Ruggeri.
Ruggeri, mendocino de 25 años, logró en abril el récord argentino de los 400 metros con vallas, mejorando una marca de Juan Carlos Dyrzka que llevaba casi medio siglo sin bajarse. En Asunción, también se proclamó campeón sudamericano de esa prueba, algo que ningún argentino había logrado desde 1971. Y en el Mundial de Londres llegó hasta las semifinales, mejorando nuevamente el récord nacional.

En la categoría silla de ruedas, el podio fue el siguiente:

Categoría caballeros
Primer puesto: Alan Chocobar (ARG) – Tiempo: 02:03:58
Segundo puesto: Miguel Lescano (ARG) – Tiempo: 02:06:48
Tercer puesto: Esteban Roldan – (ARG) – Tiempo: 02:08:55

Categoría damas
Primer puesto: Norma Ramos (ARG) – Tiempo: 03:39:49 

Por otra parte, se realizó una mini-maratón recreativa de 3km en la que participaron chicos de 13 a 18 años, con el objetivo de incentivar los valores deportivos entre las futuras generaciones de corredores.

El Maratón Internacional de Buenos Aires fue organizado por la Asociación Ñandú, con la fiscalización de la Confederación Argentina de Atletismo, laFederación Atlética Metropolitana, y la realización técnica del Club de Corredores. El director de fiscalización, designado por CADA, fue Jorge Pardo (Oficial Técnico Internacional –OTI- de la IAAF).

 

¿Qué te pareció esta nota? Dejanos tu comentario
transparente-spa-2016