En el 2018 adidas se replanteó seguir innovando en su línea de zapatillas de entrenamiento con la presentación de su línea Solar y hoy les presentamos la review del primer modelo de esta iniciativa.

Lo que podremos ver a partir del análisis de las Solar Boost, será la punta de lanza de todo lo que vendrá en el futuro de la marca en zapatillas de entrenamiento. A este lanzamiento le siguieron las Solar Glide y Glide ST (que remplazan a las  Adidas Supernova Glide 9 y las Adidas Supernova ST) y las Solar Drive (que ocupan el lugar de las Adidas Response Plus).

En el caso del modelo que veremos ahora, podrían ser las que vengan en lugar de las Energy, pero dada sus características que desarrollaremos más adelante, pueden ser tomadas como un producto totalmente nuevo. Si bien comparten cosas con las ultraBOOST, detalles de su construcción y prestaciones las hacen únicas.

Otra aclaración necesaria para tener en cuenta, y que muchos fanáticos de la marca quizá ya lo saben, es que en el año 2015 ya hubo un calzado con este nombre, pero que no tenía la mismas características. Eran un modelo casual, orientado a la vida urbana y para poder ser utilizadas en la cinta de un gimnasio.

Las Solar de 2018 fueron configuradas para ser utilizadas en entrenamientos ligeros (pesan tan solo 292 gramos en un talle 9uss), y son ideales paracorredores de pisada neutra de un peso menor a 75 kilos.

Mediasuela

Hace tiempo que consideremos al Boost con un material sobresaliente, y adidas por supuesto lo utiliza en casi todos sus productos de performance y esta no es la excepción. Aquí encontramos un 85% de este material, que se complementa con un derivado de EVA para darle un mejor apoyo y estabilidad en la reacción. Lo que van a vislumbrar, es que esta capa de EVA no recorre toda la zapatilla, sino que comienza en el talón, detrás del contrafuerte y va aumentando para que los movimientos laterales no generen desacomodos.

Otra tecnología que vamos a encontrar en esta zona es la placa de Torsion System, similar a la del modelo Energy, que no sólo actúa en la zona media, sino que se expande hasta el borde de los extremos, y eso trabaja con la zona curva de la punta, lo cual da una estabilidad y reacción sobresaliente. Esta combinación de tecnologías, hace que en este primer lanzamiento de la línea, quienes tengan distintos tipos de técnica de carrera (mayor o menor nivel de depuración) podrán sacarle el mayor provecho. Para perfiles más técnicos tendrán que investigar los otros modelos ya mencionados. El drop es de 10 milímetros, 27 milímetros de talón y 17 en la punta (muy al ras del piso).

Suela

La suela es uno de los puntos donde más similitudes vamos a encontrar con las Ultra, aunque hay pequeños cambios en el dibujo, se sigue utilizando el clásico diseño Stretchweb, el material Continental y un dibujo más cuadrado en la parte exterior del talón y redondo en el interior.

Es una suela de calle, pensado para el asfalto y las distintas condiciones en que este se pueda encontrar, no por nada la presentación oficial en nuestro país fue en la previa de la Media Maratón de Buenos Aires, y realmente el agarre y respuesta es más que suficiente.

El detalle que van a notar, es que la parte posterior una silueta que sobresale para garantizar que el desgaste sea más retrasado en la zona del talón y que algunos puedan sentir una mejor estabilidad.

Upper

Aquí es donde vamos a encontrar los mayores avances, cambios y puntos llamativos. Se trata de un Tailored Fibre Placement (TFP), realizado a partir de plástico reciclado (recordemos la alianza de la marca con la iniciativa Parley) algo que cada vez veremos con más frecuencia en la marca, llegando a que para el año 2024 todos sus modelos utilicen sólo este tipo de materiales.  También se utiliza el concepto detrás de la tecnología ARAMIS, que está en la zona media, donde se ha remplazado una pieza plástica extremadamente rígida que no era cómoda y ocupaba mucho espacio, por una más pequeña que hace que no se sientan molestias.

También lo que han incorporado en la zona del talón, es un contrafuerte que garantiza un agarre óptimo, similar al de las Ultraboost, con dos piezas que agarran de manera muy eficiente el talón en los laterales, dejando libre la zona del Aquiles y que lo complementan con un acolchonado para mayor comodidad. La lengüeta esta cocida a la base, siendo comoda para poner y ajustar, se combina con los cuatro agujeros de cada lado para los cordones.

Esta zona representa uno de las puntos sobresalientes de la zapatilla, por las prestaciones y comodidad que ofrece: agarre, respirabilidad y nivel de trabajo con el resto de las zonas de la zapatilla.

Para los que no encontraban en las UltraBOOST un calzado que los termine de convencer del todo, aquí encontraran un producto más clásico por un lado y lo suficientemente avanzado en lo que representa a tecnología, siendo muy útiles para utilizar en pasadas cortas o fondos de hasta 20 kilómetros.

¿Para quienes son las adidas Solar BOOST? Pueden ser sin dudas la primer gran zapatilla de running de una persona que pase de convertir este deporte en su pasatiempo a tomárselo más en serio. Siempre y cuando tengan un peso que no supere los 75/80 kilos de peso, encontrarán que les pueden utilizar en los distintos aspectos que hacen a la formación de un corredor (pasadas, cambios de ritmo, fondos). La combinación de distintos elementos hace que sean realmente sobresalientes, con cinco años de historia, el BOOST ha demostrado que no pierde su capacidad de reacción con el uso y que sigue dando contraprestaciones óptimas.

Disponibles en www.adidas.com.ar/zapatillas-solarboost

Por Juan de Lellis

 

 

 

¿Qué te pareció esta nota? Dejanos tu comentario