Under Armour llegó oficialmente a la Argentina para finales de 2017, con un evento de lanzamiento que trajo por primer vez a nuestro país a Michael Phelps, el nadador y máximo ganador de medallas de oro olímpicas de la historia.

Historia

Como sabemos UA no es una marca que se dedique exclusivamente a hacer productos pensados para running, sino que tiene presencia en el básquet, golf, fútbol, béisbol y por supuesto en la práctica que fue el motivo de fundación: el fútbol Americano. Para los que no lo saben, la empresa nació en el año 1996 de la mano de Kevin Plank como una fabricante de remeras para equipos de Football de Universidades, se consolidó primero en este deporte con un producto que garantizaba ser cómodo y respirable, para luego con paso firme, ir desembarcando en otras disciplinas.

Running

La primer línea de running apareció en 2009 con el modelo UA Illusion, pensada para el cross training con un diseño clásico para la época, su enfoque era una amortiguación extrema y materiales del upper robustos, pero lejos de la comodidad que se espera hoy. Además de las ya mencionadas Illusion, siguieron los modelos Mirage, Apparition, Mako, Spectre, Revenant, Blacktip, y otros que no le daban una personalidad distintiva a la marca en este segmento, sino que si los vemos podemos encontrar similitudes con adidas, Mizuno y Hoka One One.

El primer modelo de las Bandit fue presentado oficialmente en 2015, dándose el punto más alto de una tendencia de la marca a sacar productos para running que ya tenían su personalidad y que brindaban cada vez mejores resultados a quienes las probaban (pueden ver las líneas Monza, Apollo o Fortis). En 2017 llegó la tercer versión de las Bandit y fue en el mismo año que se anunció la línea Hovr (la zapatilla que marca un antes y un después en diseño para la compañía y de la que fuimos parte de su lanzamiento en Los Ángeles como único medio de la Argentina en febrero pasado), y  lo que sin dudas plantó a UA como una competidora que piensa salir a disputar un lugar dentro de las marcas más elegidas a la hora de salir a correr.

Review

Las Bandit 3 son unas zapatillas mixtas, que pueden ser utilizadas tanto como para esos entrenamientos cortos o pasadas, pero también nos pueden acompañar en un fondo largo sin ningún tipo de inconveniente. La primer impresión que nos dio cuando las vimos era que tenían el aspecto de ser una zapatilla ligera y orientada a corredores “voladores”, pero la amortiguación y sinergia resultó mejor de lo que esperábamos.

Comenzaremos el análisis en profundidad con la mediasuela: aquí se utiliza un sistema llamado Charged Cushioning, que son dos piezas de una espuma moldeada por compresión. ¿Qué es lo más interesante de esto, y por qué decimos que sirve para fondos largos aunque no seamos veloces? Es que la amortiguación es más liviana en la parte delantera y más firme en la zona del talón, y cómo ya sabemos cuanto más corremos y más nos cansamos, lamentablemente empezamos a “talonear” más y así el impacto en esta zona cada vez es mayor. Con esta distribución, las Bandit 3 logran que el desgaste en este tipo de movimientos sea menor, dando una correcta capacidad de respuesta y durabilidad. También la plantilla que viene con el calzado, posee una tecnología llamada Ortholite, que es un forro pensado para protegernos frente a la acumulación de bacterias y da un soporte extra (para quienes tengan plantillas propias, podrán utilizarlas sin inconvenientes).

En lo que hace a la suela, se trata de una construcción de goma de alta abrasión en la zona del talón en la zona del talón y un dibujo con cortes para la parte delantera para una mejor movilidad. Es una construcción pensada para la calle y el asfalto, ahí es donde encontrará su mayor rendimiento y capacidad de respuesta, también en la cinta de un gimnasio se pueden probar sin problemas. Por caminos de tierra seco pueden ser utilizadas, pero no habrá una gran diferencia en cuanto al resultado.

En el upper encontramos la tecnología SpeedForm, que está compuesto por una sola pieza moldeada al pie con un dibujo circular, que se adapta de manera instantánea al pie para que podamos sentirnos cómodos desde el primer momento. Este material es sumamente cómodo, el único inconveniente que encontramos fue que en los días de lluvia (aunque no permite que entre el agua) tarda en secarse luego del uso. La lengüeta es independiente y con una contextura acolchonada para evitar incomodidades y en la parte de inferior de esta zona encontramos una tira reflectiva para poder utilizar el calzado de noche.

El talón está compuesto por dos plásticos duros diametralmente opuestos que dan un buen agarre, recubiertos por una tela que proporciona acolchonamiento del lado interior, con un diseño de tiro bajo que en caso de no llevar las medias apropiadas puede generar roces o alguna molestia. Cuando corrimos distancias largas, el ajuste en esta zona fue óptimo y nunca corrió riesgo de salirse.

Para los que quieren los datos “duros” el drop de 8 milímetros, pesa unos 259 gramos para la versión hombres en talle 42, y unos 211 gramos para el modelo orientado al pie femenino.

Cosas que nos gustaron

  • Versatilidad para entrenamientos.
  • Comodidad del Upper.
  • Respuesta mediasuela.

Cosas para mejorar

  • Mayor respirabilidad upper.
  • Suavidad material cubre talón.

¿Para quiénes son las Bandit 3 de Under Armour? Están pensadas para ser una zapatilla mixta, que pueden utilizarse en entrenamientos largos y pasadas cortas para corredores de pisada neutra, con una construcción que posee materiales de excelente calidad y que se adaptan rápidamente al pie. Para quienes tienen la duda si probar o no esta marca, este modelo puede ser una buena puerta de entrada por el rendimiento que provee y sus características distintivas como la construcción de la mediasuela y la comodidad del upper.

El precio de venta sugerido es $2.699 (pesos argentinos).

 

Por Juan De Lellis, especialista en calzado y tecnología.

 

 

¿Qué te pareció esta nota? Dejanos tu comentario