Las Nike Pegasus 34 fueron presentadas en Marzo, y formaron parte del lanzamiento de los productos que acompañaron el proyecto Breaking 2.

En total se presentaron cuatro modelos, las Vaporfly Elite (las que usaron los corredores para buscar bajar las dos horas en los 42K), las Vaporfly 4% que están pensadas para venta al público conservando las características de las Elite, y las Zoom Fly, destinadas a ser la opción para quienes tengan ganas de competir.

En esta review nos vamos a ocupar del modelo insignia, de lo que para muchos es considerada la zapatilla de running por excelencia de la firma de Oregon. En su nueva interacción, se toman las bases de las 33 y se les suma un renovado upper. Pero vamos a los detalles:

La media suela está compuesta por una bloque de Cushlon que contiene las cápsulas de Zoom Air en cada punta del pie, para garantizar una buena amortiguación. Si bien este material tiene cierto grado de dureza, tiene la distribución ideal para lograr una zapatillas mixta que pueda servir para entrenamientos rápidos como para carreras de más de 10 kilómetros.

Las cápsulas, están ahí para garantizar una buena amortiguación, algunos pueden sentir estás cámaras de aire en la la zona del antepie, y causarle alguna molestia, pero con el transcurso de los entrenamientos no es un factor de incomodidad. Su diseño hace que forme un efecto catapulta, algo que la marca ha puesto como prioridad en estos últimos cuatro modelos de running, no sólo utilizar el calzado como soporte, sino que acompañe a un mejor y más rápido despegue.

El drop es de 10 milímetros (el talón es de 28 y el antepié es de 18), por lo cual se encuentra en un número medio, y pueden ser usadas por quienes no tengan una técnica muy depurada, como por quienes “flotan” en el aire.

Para los que busquen una base ancha, no la encontrarán aquí, sino que son más bien estrechas, igualmente no hace que sean menos estables, tienen una buena dinámica y permiten una apoyo seguro y firme.

En lo que respecta a la suela, se ve una continuidad respecto a la versión 33 de esta línea, la cual (como toda la zapatilla en su conjunto) la hace versátil y fácil de adaptar a cualquier superficie. Esta compuesta por implementos Crash Rail (son las tiras longitudinales que atraviesan la zapatilla desde el talón a la punta) que ayudan a una transición rápida y firme. Aunque están pensadas para supinadores, o quienes tengan pisada neutra, los pronadores podrán usarlas sin mayores dificultades.

Pueden ser usadas en distintos tipos de terrenos, si bien podríamos pensar que sólo son ideales para la calle o cemento, en las pruebas realizadas en tierra y terrenos ondulados, la respuesta y aprensión es continua.

El upper es el lugar donde encontramos la mayor cantidad de cambios respecto a los modelos anteriores. Si bien la tecnología y las innovaciones en los distintos modelos que ha lanzado la marca en los últimos 5 años han visto mejoras en respirabilidad, comodidad y adaptación, en el caso de las Pegasus 34 encontramos una combinación de materiales con pros y contras.

No existen las costuras a la vista, y el material con el cual esta compuesto, llamado Flymesh, esta distribuido a lo largo del pie con distintas densidades, según las necesidades de elasticidad y resistencia.

A simple vista podemos notar que el upper esta divido en lo que hace a sus zonas: el antepie (para los que no se ubican, es desde donde termina la pipa) con mayores aberturas para hacerlo más respirable, y el medio y la parte de atrás, donde es más cerrado y estrecho.

Pese a que primera vista, pareciera que el material se podría dañar rápidamente con un roce, pero se muestra resistente y no presenta incomodidades. Los dedos se pueden mover con naturalidad, y no se siente la presión sobre el dedo gordo, ni apretado a lo ancho del pié. La transpirabilidad es buena, no es el fuerte de la zapatilla, podría ser mejor, porque si usamos una medias muy gruesas la circulación de aire puede ser una preocupación; pero con los calcetines adecuados, esto no es un problema mayor.

En la zona media, donde se centra el ajuste, encontramos la tecnología Flywire (la cual cumplirá 10 años en 2018), una garantía para el buen calce del empeine, aunque no se ven (están entre las dos capas que componen esta zona) están ahí y se sienten.

El diseño, en lo que respecta a la estética de las Pegasus 34 es clásico, se destaca más por la composición de materiales que por la estética en sí, en la versión que probamos (negra y blanca) el desarrollo del producto se encuentra cuando lo investigamos en profundidad, y no a simple vista.

3 Cosas que nos gustaron

  • Versatilidad
  • Amortiguación
  • Comodidad

3 Cosas que pueden mejorar

  • Respirabilidad
  • Diseño
  • Ajuste medio pié

¿Para quiénes son las Nike Pegasus 34? Este es uno de los modelos más versátiles que van a encontrar en el mercado de zapatillas de Running. Es ideal para ser el primer calzado que una persona utilice cuando de sus primeros pasos en este deporte, por su ajuste a distintas superficies y la comodidad con la que se puede utilizar para entrenamientos de pasadas cortas como para carreras de larga distancia. Además, la relación precio/calidad del producto es excelente (se venden desde 2.399 pesos en las principales cadenas de retail).

¿Qué te pareció esta nota? Dejanos tu comentario