.

os de los maratones más importantes del mundo programados para el segundo semestre –Berlín y Nueva York– han quedado definitivamente cancelados por este 2020. Así lo anunciaron los organizadores de ambas pruebas.

Ya se había cancelado –por primera vez desde 1897, cuando se inauguró– otro de los grandes maratones del circuito mundial, Boston. Mientras que los organizadores de Londres, que reprogramaron para el 4 de octubre, señalaron esta semana que buscan “una fórmula” que permita disputar la prueba.

En el caso de Berlín, que cuenta con uno de los recorridos más veloces y donde se establecieron los récords mundiales en la última década, se informó que la cancelación se debe “a la prohibición de eventos con más de 5.000 personas, al menos hasta el 24 de octubre” por parte del gobierno del estado de Berlín.

“En las últimas semanas evaluamos distintas opciones para mantener el maratón. Trabajamos duro en el desarrollo del concepto de salud y seguridad, junto a las autoridades. Un análisis comprensivo nos demostró que no puede realizarse la prueba en las condiciones que se necesitan”, señaló la organización.

El maratón de la capital alemana estaba previsto para el 27 de septiembre. Informaron que programarán distintas actividades alusivas a la carrera en aquella semana y que “serán parte de la campaña oficial por el Maratón de Berlín 2021”. Desde 2003 allí se establecieron siete récords mundiales masculinos, incluyendo el vigente del keniata Eilud Kipchoge (2h01m39s en 2018).

Nueva York, por su parte, cuenta con uno de los maratones más populares del mundo, pero su edición 2020 que se había anunciado para el 1 de noviembre también tuvo que ser cancelada por la pandemia de Coronavirus. Estados Unidos es el país más azotado por este drama y, particularmente Nueva York, la zona más afectada donde ya sufrieron más de 22.000 muertos.

Es la segunda vez desde su inauguración –en 1970, hace justo medio siglo– que tienen que cancelar el maratón neoyorquino. La anterior fue en 2012 debido al huracán Sandy. “Cancelar el maratón es una gran decepción para todos”, señaló Michael Capiraso, CEO del New York Road Runners, entidad organizadora de la prueba. “Pero ese era claramente el camino a seguir en vista de la seguridad sanitaria”. El alcalde Bill de Blasio expresó: “Aplaudo esta edición del NYRR de priorizar la salud y la seguridad de espectadores y corredores”.

Nueva York aguardaba este año la participación de 53.000 corredores, de los cuales 25.000 provenían del extranjero. La organización involucra a 10.000 voluntarios y se esperaba un millón de personas en las calles de la ciudad alentando a los corredores. La logística implica el traslado de todos los corredores y voluntarios hasta la zona de largada en Staten Island, junto al famoso puente Varrazano Narrows, mientras que la llegada se encuentra en el Central Park.

Desde marzo pasado, todas las carreras masivas en el mundo han quedado suspendidas o canceladas. Y entre las denominadas “Majors” sólo pudo disputarse el maratón de Tokio, a principios de aquel mes, y sólo con los corredores de elite. Por su parte, los organizadores del Maratón de Hamburgo señalaron su intención de que se pueda realizar –tanto para la elite como para la prueba masiva– el 13 de septiembre.

 

Fuente: Maratón de Buenos Aires

¿Qué te pareció esta nota? Dejanos tu comentario y compartila