“Hacete escuchar”. Así denominó Nike su nueva campaña con la que deja en claro el rol clave que tiene la mujer en el mundo. En la Argentina, las deportistas elegidas para que todas las mujeres alcen su voz son nada menos que Paula Pareto, Carla Rebecchi y Belén Casetta. Cada una en su deporte, como también en la vida, se convirtieron en referentes inclaudicables.  Y, es verdad, el deporte es una de las plataformas más fuertes y, acaso, visibles para promover el empoderamiento de las mujeres. Algo que, en los últimos años, se hizo más y más visible. Sea individual o colectivo, el deporte promueve la salud, genera bienestar, potencia confianza, ordena los pensamientos para la toma de decisiones, mejora las habilidades sociales y, sobre todas las cosas, potencia la perseverancia para trascender límites dentro y fuera del campo de juego. No importa si es una cancha de fútbol, un tatami donde Paula Pareto ganó medallas olímpicas y mundiales, una cancha de hockey donde Carla Rebecchi emociona a propios y extraños o una pista de tartán donde Belén Casetta no para de correr.

Pero no son solamente ellas, por supuesto. Todos los días, cientos de miles de mujeres se despiertan con el objetivo de alcanzar su mejor versión, más allá de los límites, las trabas, el desgano o la falta de tiempo o de recursos. Cada una en su rol, cada una desde su lugar busca superarse. Lo escencial del deporte es que tiene el poder de mover el mundo para adelante, de romper con las barreras y  acercar a la gente e inspirar el movimiento.

Pareto, Rebecchi y Casetta, tres deportistas olímpicas, con su permanente esfuerzo se encargan de motivar y movilizar a miles de chicas en todos los rincones de la Argentina. “El poder de las mujeres en el deporte es algo natural. Siempre podemos ir por más. Cada vez tomamos un papel más importante en el deporte. Lo que hay que valorar siempre es a las mujeres que llegaron antes y abrieron el camino. A nosotras nos dieron pie para demostrar que podemos”, reconoció Belén Casetta. “Siempre me digo que nada es imposible. Es la frase que me repito en la cabeza”, dijo la atleta olímpica que, luego de llegar a la final de los 3000 metros con obstáculos en el Mundial de Londres 2017, sufrió una fractura por estrés que la mantuvo fuera de las pistas por casi siete meses. “Los momentos difíciles de la vida me potencian para volver siempre mejor. Les quiero demostrar a las mujeres que se puede llegar en lo deportivo y en todos los órdenes”, enfatizó la estudiante de Medicina que volvió a colgarse una medalla en el Iberoamericano.

Por su parte, Paula Pareto, una de las mayores referentes del deporte argentino comentó: “Las decisiones que uno toma rompen barreras. Si trabajo y compito soy ejemplo para muchas chicas que le ponen un extra de esfuerzo a su rutina para agregar el deporte en ella. Cuando comencé a estudiar medicina me dijeron que era imposible combinarlo con el alto rendimiento y los viajes. Con dedicación y orden me encargué de demostrar que solo había que intentarlo”.

Mientras que para la capitana de Las Leonas, el condecorado seleccionado argentino de hockey sobre césped, accecer al equipo le cambió la vida. “Desde que llegué a Las Leonas, hace catorce años, entrenamos como profesionales, pero es un deporte amateur. El hockey es el deporte que identifica a todas las nenas que con cinco o seis años quieren ser como nosotras. Para mí es un orgullo representar a un montón de chicas que le gustaría estar en mi lugar”, explicó Rebecchi. “Como atleta intento dar el 100% y dejar todo con garra y coraje. Siempre lo concebí de esa manera. El deporte me permite separar los problemas y desconectarme dentro de la cancha. Disfruto jugar en equipo y del apoyo de mis compañeras. En ese momento es todo lo que importa”, describió la campeona mundial que tomó la decisión de retirarse cuando fue madre, pero con el tiempo decidió regresar. “Toca dormir un poco menos y otras cosas que influyen a la hora de ir a entrenar, pero no es nada que no hagan miles de mujeres todos los días que se levantan temprano para ir al trabajo, hacer todo lo de la casa y encontrar tiempo para moverse”.

En suma, la nueva campaña de Nike, Hacete Escuchar, no es más que una celebración dedicada a todas las mujeres. Fuertes e independientes, ellas experimentan la euforia, la frustración y las emociones únicas que sólo el deporte puede brindar porque eleva la euforia para inspirarlas a expresar su poder. Hacete Escuchar  las interpela y las invita a mover el mundo hacia adelante a través del deporte. Es una llamada a la acción para hacer que el mundo las escuche.

Y ellas… ellas tienen razón. Porque siempre tienen algo para decir. Y, por supuesto, para enseñar. ¿Quién podría dudar?

 

¿Qué te pareció esta nota? Dejanos tu comentario