.

Osvaldo Suárez fue uno de los más grandes atletas de la historia argentina y también, junto con Domingo Amaison, uno de los impulsores del Maratón de Buenos Aires a mediados de los 80.

Hace exactamente seis décadas, Osvaldo disfrutó de uno de sus más notables momentos en el atletismo:

El 10 de septiembre ocupó el 9° puesto en el maratón de los Juegos Olímpicos de Roma, estableciendo el récord sudamericano de 2h21m27s. En aquella histórica prueba ganada por el etíope Abebe Bikila, otro argentino, Gumersindo Gómez, fue 15° y Walter Lemos, 50°.

El 1 de octubre en San Sebastián, Suárez batió por sexta vez consecutiva el récord nacional y sudamericano de los 5.000 metros llanos con 14m05s, en una carrera en la que escoltó al británico y subcampeón olímpico Gordon Pirie. Ese registro de Suárez se mantuvo como récord nacional durante veinte años, hasta que fue mejorado por Jorge Monín en Buenos Aires.

Dos semanas más tarde, Suárez se consagró como la estrella del primer Campeonato Iberoamericano en Santiago de Chile al vencer en tres pruebas: 5.000 y 10 mil metros llanos, y el maratón, donde lo escoltó Gumersindo Gómez.

Y cerró esa magnífica temporada con una hazaña sin precedentes hasta aquel momento: su tercer triunfo consecutivo en la Travesía de San Silvestre, en Sao Paulo.

¿Qué te pareció esta nota? Dejanos tu comentario y compartila