.

Como parte de la iniciativa adidas Futurecraft, dedicada a la investigación y fabricación de zapatos deportivos con materiales y técnicas ambientalmente amigables, llega STRUNG, un nuevo modelo de adidas tejido por un robot.

Los adidas STRUNG están hechas por hilos colocados en distintas direcciones que, de acuerdo al tipo de material que se utilice, generan soporte y flexibilidad, según lo requiera cada zona del pie del atleta.

«El pie pasa por un gran número de cambios mientras se mueve, como una danza en la que los músculos, huesos y ligamentos trabajan juntos para moverse. Optimizar el potencial es entender (el pie) de una mejor manera, como una sola entidad y como parte del cuerpo completo», afirmaron los expertos de adidas.

El robot de adidas STRUNG

El artesano detrás de este producto es nada más y nada menos que el robot STRUNG, un brazo mecánico que teje los hilos a gran velocidad en distintas direcciones, previamente indicadas por algoritmos desarrollados in-house.

El brazo de STRUNG puede colocar los materiales en cualquier patrón para crear un entramado muy dinámico. Cada hilo funciona de forma específica para otorgar fuerza, flexibilidad o comodidad.

«Los robots STRUNG han sido desarrollados por el equipo de adidas y ha tomado años perfeccionarlos. El brazo robótico de la parte superior coloca miles de hilos individuales de 10 materiales diferentes«, explicaron los expertos.

Hilos, algoritmos y big data

Los algoritmos que utiliza el robot STRUNG son alimentados con información y registros del movimientos de los deportistas, cuyas necesidades cambian dependiendo de la disciplina física a la que se dediquen.

Para el primer modelo adidas STRUNG, se estudió a 2 corredores de distancias rápidas que practicaban sobre cemento. Cada decisión para crear su calzado se tomó en relación a sus movimientos y el ambiente de entrenamiento.

En este ejemplo, los hilos rojos del tenis mostrado a continuación proveen soporte, la parte de en medio (más amarilla) tiene una asimetría que le da flexibilidad al calzado y movimientos naturales al pie, y en la parte inferior los hilos blancos tienen aperturas más amplias para que el pie «respire» y así el atleta utilice menos energía al tener menos calor.


Para obtener los resultados deseados se utilizaron más de 1000 hilos.

La primera zapatilla STRUNG se lanzará en 2022.

¿Qué te pareció esta nota? Dejanos tu comentario y compartila