fresh-foam-zante-v3

La línea Fresh Foam Zante de New Balance, hace tiempo que viene llamando la atención, por su gran recepción entre el público y por la forma en la cual se adaptan a distintas distancias y entrenamientos.

Si ya la versión 2 había tenido muy buenas críticas, esta versión 3 incorpora mejoras que los usuarios habían solicitado: un mejor calce del upper, y mayor estabilidad en la suela, que si bien tenían una buena performance, con los cambios han logrado acercarse a un nuevo público y tipo de corredor. Se sabe que para llevar adelante sus nuevas versiones, los diseñadores de la marca, no sólo ven las tendencias del mercado, sino que utilizan datos reales proporcionados por una gran cantidad de usuarios para actualizar sus modelos.

La versatilidad es la principal característica de las Zante, son unas zapatillas mixtas, porque las podemos usar para hacer pasadas cortas y hasta correr largas distancias. Aunque cuando las probamos por primera vez, le tuvimos que dar un tiempo para adaptarnos y conocer el equipo.

Al principio, la sensación es que el pie se adapta de manera progresiva a la pisada y a la performance de las Zante, el upper se ajusta al pie, y vamos conociendo la respuesta de la media suela con el correr de los kilómetros.

new-balance-fresh-foam-zante-v3

Y por la media suela es donde vamos a empezar el detalle de la review: se trata obviamente de Fresh Foam, pero con un rediseño completo, y esto se ve en los ya instalados hexágonos cóncavos y convexos, que varían en diámetro según la zona del pie donde se apliquen, podemos encontrar distintas formas según la parte del pie que miremos, y todo en pos de garantizar una mayor estabilidad y pisada firme.

Como dijimos, al principio nos da la impresión que esta zona actúa para que el despegue sea rápido y una sensación de velocidad para pasadas rápidas, pero al ponerla a prueba en entrenamientos largos, la respuesta sigue siendo igual de efectiva.

El drop es de 6 milímetros, siendo de 22 milímetros en el talón y 16 el del antepié. Esto hace que el factor equilibrio, este siempre presente y la estabilidad garantizada.

new-balance-fresh-foam-zante-v3

Si vamos a la suela, aunque el diseño nos parezca simplista respecto a otras zapatillas que están en el mercado, lo que podemos notar es que este diseño hexagonal, tiene en su forma de construcción las características necesarias para poder adaptarse a distintas superficies, con un agarre óptimo que trabaja muy bien con la media suela.

El material que la conforma es blown rubber, el cual no es del todo duro, y hace que al momento de “rodarlas” se amolden de manera orgánica.

new-balance-fresh-foam-zante-v3

Tenemos que hablar del upper, ahí vemos una renovación que se podría considerar disruptiva y arriesgada, pero como sabemos, si no se apuesta, no se gana. La sujeción es firme y se ajusta de manera ideal en el pie. Tiene una doble malla de materiales combinados, que funcionan como una media (aunque no llegan al ajuste de unas ultraboost de adidas), y abrazan el pie con una destacada seguridad. La lengüeta está integrada a los materiales, y si bien es cómoda, la longitud es corta. En cuanto a la respirabilidad del pie, esta sigue siendo muy buena y con el correr de los kilómetros, no es un factor que nos cause preocupaciones.

Los materiales con los cuales está construidas, hace que sean una zapatillas que podremos usar por una gran cantidad de kilómetros, e ideales para sumar en nuestra rotación.

3 cosas que nos gustaron

  • Diseño
  • Versatilidad
  • Durabilidad

3 cosas para mejorar

  • Tobillo
  • Lengueta
  • Forma de pisada

¿Para quiénes son las Fresh Foam Zante v3? Para quienes quieran sumar un calzado versátil, de gran calidad en su construcción, que puede ser usado para hacer pasadas cortas o fondos largos, sin variar su respuesta.

Las podés conseguir en la tienda oficial de New Balance.

¿Qué te pareció esta nota? Dejanos tu comentario
transparente-spa-2016