Presentadas en Marzo del 2017 durante el lanzamiento del proyecto Breaking 2, las Vaporfly 4% llegaron a nuestro país en Enero y muchos fanáticos de Nike están felices de que se pudieran conseguir oficialmente en nuestro país.

Si el 2018 será el año de las React, el año pasado giró en torno al intento de bajar las dos horas en la distancia de maratón, y hacer productos que vayan acorde a un objetivo casi imposible de concretar. Si el modelo Vaporfly Elite que fue el que efectivamente usaron en el mes de Mayo en Monza Kipchogue, Tadese y Desisa, este nunca va a estar disponible para el gran público debido a que su confección está vinculada al corredor que las va a usar: con las 4% lo que se quiere lograr es encontrar el punto en el cual cualquier mortal se pueda sentir de élite, teniendo una herramienta que sea de efectividad comprobada y cuya historia (por más breve que sea) tengo una pasado reciente que haya producido un shock.

Para entender cómo un producto así puede causar tanto impacto y dirigirse específicamente a una necesidad relacionado con un instinto de superación, quizá sería interesante indagar en el curriculum de uno de los grandes personajes de la historia de Nike y cerebro detrás de Breaking 2: su nombre es Sandy Bodecker. Ingresó en Nike en 1982, fue marido de la especialista en 400 metros Cathy Freeman, impulsó la creación de la división de Fútbol de la marca en 1994, fue el responsable de la división de Skate y deportes extremos de la marca del 2001 al 2007, y luego vice presidente de Proyectos Especiales. Sin dudas una persona que sabe como acaparar la atención de fenómenos ya establecidos, dándole una mirada original y encontrando espacios y oportunidades donde otras marca no lo pudieron concretar. Si ven el documental sobre lo sucedido en Italia, es el encargado de tocar la chicharra que le da inicio a la carrera y estar en la línea de llegada para ser el primero en recibir a los atletas.

¿Pero estas zapatillas sólo fueron puestas a prueba en Breaking 2? No, de las seis majors del 2017 en las cuales atletas de la firma participaron con este modelo (si bien dijimos que la presentación oficial fue en Marzo, ya desde el 2016 se pudieron ver prototipos en los trails de maratón de Estados Unidos) hubo 19 que estuvieron en el top 3; un número nada despreciable, y más si en casos como la maratón de Boston, una de las dos carreras que auspicia adidas (la otras es Berlín), donde el podio masculino fue copado por la firma de Oregon.

Ni bien recibimos las zapatillas, llaman la atención por su diseño, distinto al que podemos encontrar en cualquier otro calzado. En el modelo que analizamos, el color es un rojo luminoso (para algunos podría ser considerado un naranja fluo), de un peso super liviano de 184 gramos, y un drop de 10mm. Al ser un producto nuevo, es difícil poder compararlo con otro de la marca, pero podríamos indicar que vendría a estar en la línea de las Zoom Streak 6.

La mediasuela está compuesta por un compuesto de Zoom X, hecho de material EVA que da una respuesta efectiva y totalmente reactiva. Para los que están acostumbrados o son fans del material Boost de adidas, aquí encontraran algo similar (y porque no decirlo, superior) en cuanto reacción de respuesta. También en esta zona, es donde encontramos uno de los elementos más llamativos en lo que hace en ayudar a la performance y respuesta, y lograr una mejora del 4% en nuestro rendimiento: la placa de carbono que se encuentra a lo largo de toda este área, que hace que el impulso sea mayor y que ni bien agarremos la zapatilla notemos que la flexibilidad de la misma es nula. Esta falta no es algo malo, sino que está acorde a una búsqueda específica de reacción de parte del pie al momento del impacto con el suelo y que las articulaciones terminen menos perjudicadas luego de una carrera o entrenamiento de larga distancia.

El upper está compuesto de un compuesto combinado de materiales, que se denomina Flymesh, es ultra liviano y con una ventilación excelente. Este material recubre toda la zona exterior de la zapatilla, no hay ningún cambio de material en la zona del talón para un refuerzo extra. En el interior del upper vamos a encontrar una zona reforzada en el medio pie para garantizar un mejor agarre y un refuerzo acolchado en la parte superior del talón, haciendo que en su conjunto el soporte de esta zona sea excelente y lo que se espera de una zapatilla de competición en calle: que permita respirar y que con el correr de los kilómetros no genere molestias innecesarias en los dedos.

La suela presenta un diseño novedoso, y antes de hacer algún tipo de comentario lo que tenemos que saber, por si aún no quedó claro, es que estas son zapatillas pensadas para la calle o asfalto, no para otra superficie. El diseño en esta zona está compuesto principalmente por distintos pentágonos y cuadrados, de proporciones disímiles, que son resultado del producto de analizar la pisada de los corredores.

Al momento de usarlas, necesitan un tiempo de adaptación hasta que nuestro pie se siente cómo con la placa de carbono. Este elemento es el que hace en gran medida distinta a la zapatilla al momento de utilizarla, porque provoca que la respuesta del pie sea otra al momento del impacto y que la economía del movimiento sea distinta.

Nos impulsa a realizar un movimiento distinto, más articulado y con un despegue del piso necesariamente más rápido. La respirabilidad y comodidad del upper es excelente, la liviandad de los materiales hace que las altas temperaturas o la actividad prolongada no sean factores problemáticos. Al principio donde mejores resultados vamos a encontrar, es en las pasadas cortas, ahí nos vamos a poder sentir de a poco cómodos con las zapatillas, luego con las largas, para finalmente usarlas en fondos o carreras de larga distancia donde vemos su verdadero potencial.

3 Cosas que nos gustaron

  • La amortiguación Zoom X
  • El material del upper
  • La respuesta de la suela
  • Extra: detalles de inscripciones y diseño en toda la zapatilla

3 Cosas para mejorar

  • Tiempo de adaptación
  • Soporte del medio pie
  • Precio

¿Para quiénes son las Nike Vaporfly 4%? Son zapatillas pensadas para la competición, ya desde su origen fueron pensadas para batir marcas. ¿Esa meta tiene que ser un record del mundo? No, simplemente puede ser buscar el mejor tiempo en una carrera y cuando ya no hay detalle a pulir de un corredor (técnica, administración de recursos, estrategia de carrera, etc) quizá una zapatilla con estas características puede ser ese factor superador.

Sin dudas veremos nuevos modelos basados en la tecnología Vaporfly 4% tanto de Nike, como la respuesta de otras marcas al respecto.
Las zapatillas se pueden conseguir en los locales de la marca y en el sitio nike.com

¿Qué te pareció esta nota? Dejanos tu comentario